La Fundación Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud ha organizado hoy, 3 de abril de 2020, un segundo encuentro entre empresas y entidades que tendrá como eje la crisis del coronavirus. En esta cita o también conocido como meet up, participarán el Instituto de Investigación Biosanitaria (IBS), la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP), el Hospital Universitario Virgen de las Nieves (HUVN), el Hospital Universitario Clínico San Cecilio (HUSC), el Distrito Sanitario Público Andaluz, como bien informa Granada Salud. La presencia de los hospitales es clave en este nuevo encuentro, pues se buscan fórmulas para facilitar el trabajo de las empresas que están detrás de proyectos de investigación e innonvación relacionados con esta crisis de lucha contra Covid-19.

Así, en la cita, las empresas y entidades relacionadas con la innovación biosanitaria tratan de identificar «cuál es la manera más práctica» de conseguir muestras -biológicas, analíticas o imágenes, entre otras- de pacientes que estén infectados y que así «ayuden al desarrollo de soluciones». Varias empresas radicadas en Granada, como Vircell o Máster Genómica, trabajan en desarrollar nuevos tests de detección, que es además una de las prioridades en estas semanas. Otros grupos de investigación, como dos de Inteligencia Artificial de la Universidad de Granada, abordan cómo determinar si una persona está enferma mediante imágenes de rayos X. El desarrollo de estos proyectos requiere de muestras de personas enfermas que se pueden conseguir en los hospitales, de ahí la necesidad de que se habilite un canal de comunicación que una ambos canales. 

Por otro lado, se insta a las empresas y entidades a dar a conocer su «experiencia clínica y sus datos», que podrían ayudar a «mejorar proyectos desarrollados con el Covid-19″. Laboratorios y grupos de investigación han reorientado su trabajo en estas semanas para dar respuesta a demandas como la necesidad de pruebas diagnósticas más eficaces o la capacidad de fármacos ya existentes de paliar los síntomas en los enfermos, como puede ser la cloroquina, empleado en el tratamiento de la malaria, tal y como explica la investigadora Elena Gómez Díaz, del Instituto de Parasitología y Biomedicina López Neyra. Saber qué se hace con los pacientes, qué medicamentos se les suministra y qué resultados tienen estas decisiones puede ayudar a desarrollar nuevas medidas o determinar si determinados tratamientos son (o no) efectivos.

El encuentro también servirá para conocer las «necesidades inmediatas» y a medio y largo plazo de estas empresas, «para ofrecerles la ayuda que puedan necesitar», indica la convocatoria de la cita, en la que se destaca que «se podrá el énfasis en la experiencia que están adquiriendo los clínicos en la carrera para conocer cómo se comporta el virus».

«Necesitamos que nos digan como gestionar conseguir muestras positivas», indica desde Granada Salud Óscar Huertas. Desde ahí -ese suministro de muestras de pacientes enfermos- si se llega a un posible tratamiento, también es necesario determinar cómo se pueden dar los primeros pasos para un ensayo clínico.

VER COMUNICADO OFICIAL