En estos tiempos que corren, cuando las circunstancias nos fuerzan a un aislamiento obligado de nuestra vida cotidiana, llama la atención lo común que ha sido esta situación para tantos artistas que se han visto, y se ven, obligados a manifestar su espíritu artístico dentro de unos parámetros afortunadamente ajenos a los que solemos vivir en un país democrático.

De Hafenbar - Trabajo propio, CC BY-SA 2.0 de wikipedia

Ai Weiwei. De Hafenbar – Trabajo propio, CC BY-SA 2.0 de wikipedia

Es significativo, centrándonos en el arte contemporáneo, por conocido y porque casualmente proviene del estado donde se originó este caos, el caso del artista Ai Weiwei al que sus críticas al gobierno chino llegaron a suponerle un arresto de ochenta y un días. Destaca que estas circunstancias no le hayan impedido seguir en la cresta de la ola artística, ni ser uno de los autores de renombre más punteros en el panorama artístico internacional (obras).

Sobresale, también, el sentimiento de aislamiento que supura de las obras de otros artistas, como Edward Hopper , cuyas creaciones nos recuerdan a la imagen que nos ofrecen las ciudades españolas estos días, o como ANZO, que nombró de esa manera a una de las series que realizó a lo largo de casi 20 años de su vida.

hopper 2 e1584951733152

Y, aunque hecha con otro objetivo y mensaje, no podemos pasar por alto la desasosegante imagen de ‘Alicia’ de Cristina Lucas, expuesta en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Por último, y tocando otro «palo» artístico, el de las performance, son varios los artistas que han hecho del aislamiento y de la carencia de contacto con el exterior sus obras más representativas siendo especialmente destacable la de Techching Hsieh que permaneció un año entero encerrado en una celda de madera sin nada ni nadie que pudiera distraerle.

 

Departamento de Artes Visuales
Agencia Andaluza de Instituciones Culturales


Fuentes: Wikipedia, Cultura Colectiva, IVAM, CAAC, 20 minutos y La Razón.

VER COMUNICADO OFICIAL