06/12/2020


Los centros especiales de empleo han dado trabajo este año a más de 2.000 personas con discapacidad


La Consejería de Empleo, a través del SEF, financia el 50 por ciento del salario mínimo de los empleados de los 46 centros que actualmente funcionan en la Región

Motas resalta «el importante papel que juegan estas entidades para la mejora de la inserción laboral de este colectivo»

Los 46 centros especiales de empleo que actualmente funcionan en la Región han dado trabajo este año a un total de 2.010 personas con discapacidad, para lo que cuentan con la financiación de la Comunidad en su compromiso por mejorar la inserción laboral de este colectivo con especiales dificultades de acceso al mercado laboral.

En concreto, la Consejería de Empleo, Investigación y Universidades ha destinado este año, a través del Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF), 6,7 millones de euros para subvencionar el 50 por ciento de los costes salariales de los trabajadores de estos centros que presentan alguna discapacidad intelectual, física o sensorial. Este porcentaje se eleva hasta el 55 por ciento cuando se trata de trabajadores con una discapacidad severa.

Los centros especiales de empleo son empresas de trabajo protegido cuyo objetivo principal es proporcionar a los empleados con discapacidad la realización de un trabajo productivo y remunerado, adecuado a sus capacidades, y que facilite la futura integración laboral en el mercado laboral ordinario.

El consejero Miguel Motas ofreció estos datos con motivo de la celebración del Día internacional de las Personas con Discapacidad, el pasado jueves 3 de diciembre, y destacó “el importante papel que los centros especiales de empleo están jugando para la mejora de la inserción laboral de este colectivo con especiales dificultades para encontrar trabajo ya que, muchas veces, constituyen la primera oportunidad de empleo para estas personas, y el paso previo para acceder a la empresa ordinaria”.

Asimismo, las cifras evidencian una tendencia alcista en la creación de nuevos centros especiales de empleo y actualmente son tres las empresas que están formalizando los trámites necesarios para iniciar su actividad, con lo que pronto la Región alcanzará los 49 centros operativos.

Motas mostró su satisfacción porque “a pesar de los difíciles momentos que estamos viviendo por la pandemia hay empresas que siguen mostrando a la Consejería su interés por constituir nuevos centros especiales de empleo, y eso revierte en más oportunidades laborales para el colectivo de personas con discapacidad”.

Medidas para mejorar la inserción laboral de este colectivo

Mejorar las opciones de empleo de este colectivo es uno de los objetivos prioritarios del Gobierno regional, y a la subvención de costes salariales de estos trabajadores en los centros especiales de empleo la Consejería suma otras acciones como, por ejemplo, las ayudas de hasta 3.907 euros que destina a las empresas para favorecer el empleo estable en este colectivo. En concreto, fueron 198 las personas que accedieron a un empleo fijo el año pasado a través de estas ayudas.

La Consejería también impulsa la inserción laboral de las personas con discapacidad con los gabinetes de orientación, el programa de empleo con apoyo, los cursos de formación específicos, así como las ayudas para el establecimiento como autónomos.

VER FUENTE OFICIAL DE LA NOTICIA