Tesoros del Museo Arqueológico de Granada es una exposición que muestra el patrimonio arqueológico más destacable de la Historia de Granada. Una colección de piezas únicas de gran relevancia y singularidad con un incalculable valor científico y patrimonial. Muchas de ellas expuestas al público por vez primera, con las que reabrió sus puertas al público el museo en mayo de 2018.

Con fecha de 18 de diciembre de 2019 esta exposición se ha visto enriquecida con la incorporación de dos extraordinarias piezas de estatuaria de época romana procedentes de la villa romana de Salar (Granada).

La villa romana de Salar fue descubierta en el año 2004 con motivo de las obras de construcción de la estación depuradora de aguas residuales del pueblo. Su descubrimiento conllevó la realización de una serie de trabajos de excavación arqueológica que, de forma discontinua, se han desarrollado desde el año 2007 a la actualidad.

Estos trabajos han sacado a la luz los restos de la parte residencial de una lujosa villa rural romana ocupada entre los siglos I y VI.

La villa poseía un Ninfeo, un santuario consagrado a las Ninfas. En la mitología clásica, las Ninfas son divinidades menores que personificaban la fecundidad de la Naturaleza. Se les representaba como bellas y alegres jóvenes desnudas o semidesnudas que pasan la vida cantando y bailando, formando en ocasiones el séquito de divinidades superiores como Artemisa, Apolo, Dionisio, Hermes o Pan. Según el lugar donde habiten existen diferentes tipos de estas. Las Náyades eran las ninfas de agua dulce, de los ríos, lagos, pantanos, manantiales y fuentes. Las ninfas de las fuentes eran la Crénides.

El ninfeo recrearía una gruta natural mediante una estructura absidal con diversas alturas y retranqueos, recovecos, rocallas, cascadas de agua, fuentes, estatuas, columnas y vegetación rupestre y acuática. Cascada y fuentes que vertían el agua en un estanque en forma de U que rodeaba por tres lados el comedor de la villa. Las dos piezas escultóricas, que aparecieron en el relleno del estanque en la parte semicircular correspondiente al ábside, formaban parte del discurso decorativo del lugar, funcionando como surtidores de agua.

Estas esculturas, con número de inventario DJ00806 y DJ00807, fueron publicadas por sus descubridores como Venus, Venus Púdica y Venus Venera. Nosotros hemos decidido denominarlas Ninfas, acorde a su lugar de aparición, iconografía y funcionalidad.

La primera de ellas, a la que le faltan la cabeza y la parte inferior del brazo derecho, presenta el torso desnudo y desde la cadera a los pies se cubre con una túnica que recoge con su mano izquierda. La pieza presenta un contrapposto, dando sensación de movimiento, con la pierna derecha ligeramente flexionada y una elevación de la parte izquierda de la cadera donde se sujeta el manto. Se apoya en un pedestal plano de poca altura que se mimetiza con los pliegues de la túnica. Su altura conservada es de 52 cm. y su anchura máxima 18 cm. En su parte posterior, desde el cuello a la cintura, posee incrustada una pieza de hierro que pudo servir para sujetar la cabeza y alguna otra función no determinada, cuya oxidación ha generado una importante fisura que afecta al dorso desde el cuello a la cintura y por el cuello y el hombro izquierdo en la parte delantera.

Foto 1 DJ00806 NINFA SALAR NORMALIZADA

La segunda es un tipo de “Ninfa-fuente” representada por la imagen de una figura femenina de pie portando en sus manos una gran venera con un orificio en su regazo, a modo de surtidor para la salida de agua. Es concebida para ser vista frontalmente y se conserva la parte inferior del cuerpo, a partir de la cintura. La pierna derecha se encuentra flexionada mientras que la izquierda se mantiene rígida soportando el peso del cuerpo. Los pies dispuestos simétricamente apoyan sobre un pedestal que forma parte del mismo bloque en que se esculpe, fundiéndose con el manto que se ciñe a la cadera. Su altura conservada es de 42 cm. y su anchura máxima 44,5 cm. La pieza presenta una fisura en diagonal desde el centro de los pies hasta la altura de la rodilla izquierda recorriendo el volumen de la pieza.

Foto 2 DJ00807 NINFA FUENTE SALAR NORMALIZADA

Ambas piezas son esculpidas en mármol blanco, aunque parecen diferir en calidad, tanto en cuanto a la materia prima como en su manufactura a partir de un examen organoléptico. La primera de ellas está realizada en un mármol más puro y de menor tamaño de grano, facilitando su pulimento con una textura más fina, produciendo una superficie lisa con un aspecto translúcido y reflectante.

Foto 3Sala 3 Tesoros MusarqGranada NORMALIZADA
BIBLIOGRAFÍA:

GONZÁLEZ MATÍN, C., EL AMRANI PAAZA, T. Guía arqueológica de la villa romana de Salar. Granada. Edit. Diputación, 2013.

Autores:

Isidro Toro Moyano. Director MAEGR
María Dolores Moreno Granados. Asesora Técnica de Conservación e Investigación MAEGR
María Belén Ruiz Ruiz. Restauradora MAEGR

Autores Fotos:
Fotos 1 y 2. María Belén Ruiz.
Foto 3. Isidro Toro

VER COMUNICADO OFICIAL