Los trabajos de consolidación y rehabilitación de la Torre del saliente, consistentes en la retirada de aquellos elementos en mal estado de conservación y la reposición de los perdidos, han dejado a la luz la huella histórica que dibujan los trabajos previos realizados a lo largo de la historia, principalmente, del presente siglo y del pasado.

Alcazaba 2005 NORMALIZADA

Una vez retirado el forro de revestimiento, en aquellos puntos en que aún se conservaba, pudimos apreciar la existencia de más revestimientos, pertenecientes la mayoría de ellos al siglo XX, así como la huella de haber cegado salidas de agua, mechinales y troneras.

La huella que observamos en estos lienzos de la torre en la actualidad es totalmente contemporánea, salvo en los puntos en los que se ha perdido los revestimientos y han aflorado fábricas en ladrillo, tapial y mampostería, que pueden formar parte del baluarte levantado en el siglo XVI pero, sobre todo, de las reparaciones posteriores en los siglos XVIII, a raíz del terremoto de 1707 a consecuencia del cual colapsaron muchas de las estructuras de la Alcazaba y por las obras que se acometieron en el siglo XIX, con motivo de las guerras carlistas.

DSC 0428 NORMALIZADA

Análisis preliminar de periodos constructivos (basado en arcos temporales):

  1. Época cristiana (siglos XVI-XVII): En el siglo XVI es el momento en que se levanta la Torre del Saliente. La estructuras que pudieran pertenecer a este momento histórico, a falta de los resultados de las analíticas, permanecerían en el corazón de la torre, hoy revestidas por forros de sillería y cementicios.

  2. Obras contemporáneas (siglos XVIII-XIX): A estos momentos pueden responder algunos de los recalzos de la torre efectuados para reforzar las fábricas mediante mampostería sin carear, irregular, tomada con mortero de barro para ser enfoscada y el refuerzo de las esquinas con fábrica de ladrillo y mortero de cal.

  3. Restauraciones del siglo XX: a esta etapa pertenecen la mayoría de las fábricas visibles hoy día en la Torre del Saliente. Destacan los trabajos de Prieto-Moreno a partir de 1940 y sus posteriores restauraciones, algunas puntuales, sobre sus propias fábricas. Y, sobre todo, las de su hijo a mediados de los años 70 del siglo pasado. A este periodo podemos adscribir, el tapiado de las troneras y la inclusión de almenas, posteriormente eliminadas, la realización del zócalo y el enfoscado de las fábricas. En 1979 se aprobó el proyecto de Puig que si bien no llegó a concluirse, añadió a la torre dos zunchos de hormigón, la cubrición del cuerpo superior con una capa uniforme de hormigón coloreado, reproduciendo un falso tapial, y en el inferior la cubrición de los tapiales con mampostería careada sobre un forro cementicio.

  4. Intervenciones del siglo XXI: Las intervenciones realizas en este siglo han sido muy puntuales, centradas en el rejuntado en aquellos puntos donde se había perdido el mortero de cal de una forma más evidente. La efectuada en los últimos meses, con una línea conservacionista, ha pretendido dejar a la luz la huella histórica de todas las intervenciones efectuadas con anterioridad, a la par que se reponían los elementos perdidos (tapiales, mampuestos, morteros).

Esta secuencia es muy general, y se encuentra aún en fase de revisión y estudio. Las adscripciones cronológicas son, por tanto, relativas y han de ser todavía contractadas con los resultados de las analíticas y con estudios arqueológicos más precisos. Este primer avance está basado en una lectura superficial de los paramentos de la Torre, cuya imagen actual responde básicamente a reformas y restauraciones del siglo XX que en la mayoría de los casos enmascaran o remedan fábricas y elementos anteriores.

Finalmente, señalar, que desde el punto de vista arqueológico, los trabajos acometidos han servido por un lado, para documentar la existencia de un segundo zuncho de hormigón situado casi a mitad de la torre y que, es indicativo del mal estado en que se encontraban las fábricas. Y, por otro lado, la existencia, en el lienzo norte, de unos vestigios murarios, formando ángulo, que sobresalen del actual zócalo de la misma, los cuales se encuentran en fase de estudio, barajándose la posibilidad de que pertenezcan al primitivo baluarte. Al igual que pudiera suceder con las estructura situada en la esquina SE de la torre y que pudiera formar parte del mismo.

DSC 0846 NORMALIZADA

Gloria Galeano Cuenca
Arqueóloga

VER COMUNICADO OFICIAL