Todos los permisos retribuidos de los que pueden disfrutar las empleadas de servicio doméstico.

Permisos retribuidos de las empleadas del hogar

¿Estás trabajando como empleada del hogar, y necesitas un permiso retribuido? Te contamos cuáles son las causas por las que puedes solicitarlo y cómo hacerlo, ¡toma nota!

1. Permisos retribuidos para las empleadas de servicio doméstico

Uno de los derechos de las empleadas del hogar consiste en disfrutar de una serie de permisos retribuidos.

Pues bien, los permisos retribuidos de los que pueden disfrutar las empleadas del hogar son los siguientes:

  • 15 días naturales por matrimonio.
  • 2 días por nacimiento de hijo.
  • 2 días por accidente, enfermedad grave, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que requiera reposo domiciliario, o fallecimiento de un pariente hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad.
    • Si el trabajador tiene que realizar un desplazamiento por una de estas causas, debe concederse un permiso de 4 días.
  • 1 día por traslado del domicilio habitual.
  • Los días que se necesiten para cumplir un deber inexcusable, público y personal (por ejemplo, ser miembro de un tribunal del jurado).
  • Los días necesarios para realizar exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto que se deban realizar dentro de la jornada de trabajo.
  • Una hora de ausencia del trabajo que puede fraccionarse en dos, por lactancia de un hijo con menos de nueve meses.
    • Si se trata de un parto múltiple, la duración de este permiso aumentará de forma proporcional.
    • Se puede sustituir este derecho por una reducción de jornada de media hora, y también se puede acumular en jornadas completas si se acuerda así con el empleador.
    • Este es un derecho que pueden disfrutar tanto la madre como el padre.
  • Una hora de ausencia en el trabajo en caso de hijos prematuros, o que sigan hospitalizados después del parto.
    • Este derecho puede ser disfrutado por la madre o por el padre.
    • Se puede reducir la jornada de trabajo hasta un máximo de dos horas, con la reducción del salario correspondiente.
    • Disminución de la jornada de trabajo entre un octavo o la mitad de su duración, con la reducción de salario que corresponda, si se está al cuidado directo de un menor de ocho años o una persona con discapacidad que no trabaja, o bien de un familiar hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad que por razón de edad, accidente o enfermedad, no se puede valor por sí mismo ni esté trabajando.
  • Reducción de al menos la mitad de la jornada de trabajo, con la consiguiente reducción de salario, si se tiene un menor a cargo que tenga cáncer o cualquier otra enfermedad grave que requiera un ingreso hospitalario de larga duración.
  • Reducción de la jornada de trabajo, con la reducción de salario correspondiente, o reorganización del horario de trabajo, para hacer efectiva su protección o el derecho a la asistencia social integral en caso de ser víctima de violencia de género.
  • En total, las empleadas del hogar tienen derecho a disfrutar de 14 días festivos retribuidos al año.

2. Cómo debe comunicar la empleada del hogar que necesita un permiso

Aunque no hay nada regulado al respecto, lo mejor a la hora de hacer la comunicación es realizarla por un medio fehaciente, o del que pueda quedar constancia al menos.

Así pues, la mejor opción son los medios escritos (como pueden ser el correo electrónico o un fax).

Con respecto al plazo para realizar la comunicación, este tiene que ser suficiente como para que el empleador tenga el tiempo necesario para reorganizarse ante la ausencia de la empleada del hogar.

 

 

 

VER FUENTE OFICIAL DEL COMUNICADO