villanueva4


La calidad del aire ha venido mejorando en los últimos años gracias a la aplicación de mecanismos legislativos y de gestión. A pesar de ello, las evaluaciones efectuadas a escala de la Unión Europea y las realizadas por la Junta de Andalucía indican que aún existen niveles de contaminación con efectos adversos significativos.

En Andalucía, los principales problemas de contaminación están asociados a elevados niveles de partículas, óxidos de nitrógeno y ozono. Esta situación es similar a la de otros países europeos, si bien nuestra región se ve muy afectada por sus circunstancias climatológicas y geográficas (alta insolación, estabilidad atmosférica, bajas precipitaciones y proximidad al continente africano).

En el caso concreto de Villanueva del Arzobispo, durante los años 2005 y 2006 se registraron superaciones de valor límite diario para la protección de la salud humana de partículas inferiores a 10 micras (PM10), por lo que la Junta de Andalucía aprobó el Plan de mejora, control y seguimiento de la calidad del aire en el municipio de Villanueva del Arzobispo (Jaén), mediante el Decreto 334/2010, de 13 de julio. Las actuaciones que se tomaron en consideración incidían sobre el control de los niveles de inmisión y emisión, además de la reubicación de la industria extractora de aceite de orujo y la reducción del régimen de funcionamiento y de las emisiones en la industria productora de energía. Las acciones sobre la industria tuvieron lugar entre los años 2008 y 2009. Estas medidas tuvieron una incidencia positiva en la calidad del aire del municipio, mejorando los niveles de partículas PM10 considerablemente.

Las partículas pueden ejercer una influencia muy variada y determinante en el medio ambiente y en la salud humana. Por eso es importante identificar y cuantificar sus fuentes de origen. Estas fuentes se clasifican en naturales –emisiones de contaminantes no causadas directa o indirectamente por las actividades humanas–, entre las que destacan las intrusiones de masas de aire saharianas o el aerosol marino, y antrópicas, entre las que se encuentran las actividades industriales, las emisiones procedentes del tráfico rodado o el uso de combustibles para la calefacción de hogares e inmuebles comerciales e institucionales (dentro de estos combustibles, cobra cada vez mayor protagonismo la quema de leña y otras formas de biomasa).


A partir de los años 2012 y 2013 se registra un nuevo empeoramiento de las concentraciones de este contaminante en el municipio. Los estudios de caracterización de fuentes realizados revelaron que las fuentes atribuibles a estos niveles de partículas se debían principalmente a los procesos de combustión de biomasa en las instalaciones de calefacción domésticas, las cuales maximizan sus emisiones durante los meses más fríos del año. Además, un inventario de instalaciones realizado en el municipio en 2018, indicó que se estaba utilizando leña de olivo y hueso de aceituna de baja calidad en equipos de calefacción de reducida tecnología y, por tanto, altas emisiones.

Las características orográficas y climáticas del ámbito del Plan de acción no favorecen la dispersión de esta contaminación, sino que, más bien al contrario, constituyen un obstáculo para la misma.

Junto a estos estudios de contribución de fuentes, el análisis de la situación se ha realizado con detalle mediante la evaluación de la contaminación del diagnóstico desarrollado para elaborar la Estrategia Andaluza de Calidad del Aire, tanto en lo que se refiere a qué factores son responsables de la superación (en este caso, hay uno que destaca sobre los demás, como es la combustión de biomasa sólida en instalaciones de calefacción domésticas y comerciales), como qué posibles medidas de mejora pueden aplicarse.

A raíz de las conclusiones obtenidas en estos trabajos, se elaboró un Plan de acción a corto plazo para la mejora de la calidad del aire en Villanueva del Arzobispo y su entorno, con objeto de establecer medidas para poder reducir los niveles de partículas a la mayor brevedad posible. Este Plan de Acción se aprobó mediante Orden de la Consejera de Agricultura, Ganadería Pesca y Desarrollo Sostenible, de 30 de abril de 2019.

Este plan afronta los siguientes propósitos:

  1. Cumplir con los niveles establecidos en la Directiva 2008/50/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2008, relativa a la calidad del aire ambiente y a una atmósfera más limpia en Europa, y atender a lo establecido en el marco del Real Decreto 102/2011, de 28 de enero, respecto a los planes de acción a corto plazo.
  2. Anticiparse a nuevas superaciones del valor límite, adoptando medidas temporales de carácter inmediato y provisional, tendentes a reducir los niveles de PM10 y así eliminar el riesgo de superación de los límites legales vigentes o, en su defecto, reducirlo.
  3. Definir un marco de acción estratégico basado en tres líneas fundamentales:
  • Restricción de las emisiones.
  • Fomento de sistemas de calefacción más eficaces y respetuosos con el medio ambiente.
  • Puesta en marcha de un plan de comunicación para informar y sensibilizar a la ciudadanía de Villanueva del Arzobispo y su entorno.

     

Plan de acción a corto plazo para la mejora de la calidad del aire de Villanueva del Arzobispo y su entorno: normativa



Subir al contenido anterior

Estudios asociados al Plan



Subir al contenido anterior

chimenea 3

Plan de comunicación del Plan de acción a corto plazo para la mejora de la calidad del aire de Villanueva del Arzobispo y su entorno



Subir al contenido anterior

paca villanueva

El objetivo principal del Plan de acción a corto plazo es establecer medidas tendentes a reducir los niveles de partículas PM10 y así eliminar o, en su defecto, reducir el riesgo de superación de los límites legales vigentes. Entre las líneas de actuación que se plantean, una de las principales es la elaboración y puesta en marcha de un Plan de comunicación, para informar y sensibilizar a la ciudadanía de Villanueva del Arzobispo, haciéndola partícipe de la solución.

 

La problemática de la calidad del aire está íntimamente relacionada con el comportamiento y los hábitos de la ciudadanía y las empresas. Por ello, este Plan de comunicación se orienta hacia el fomento de un cambio de hábitos basado en la información, la sensibilización y la corresponsabilidad ambiental. Se trata de medidas de concienciación encaminadas a complementar el resto de actuaciones del Plan de acción, con la finalidad de mejorar su eficacia.

Algunas iniciativas del Plan de comunicación:

VER COMUNICADO OFICIAL