Infórmate de las causas por las que probablemente aún no has cobrado el Ingreso Mínimo Vital.

Problemas con el Ingreso Mínimo Vital

Además del gran número de solicitudes que ha recibido la Seguridad Social de beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital, ha habido otras causas por las que se han podido retrasar los pagos de esta ayuda. Te contamos cuáles son.

¿Por qué ha habido problemas a la hora de cobrar el Ingreso Mínimo Vital?

A causa del colapso que ha habido en las oficinas de la Seguridad Social por la gran cantidad de expedientes que ha tenido que tramitar este organismo, muchos usuarios han estado preguntándose cuánto tardarían cobrar el Ingreso Mínimo Vital.

Pues bien, parece ser que las ayudas pueden estar retrasándose a causa de ciertas irregularidades que han denunciado los trabajadores de Tragsatec, que fueron contratados por la Seguridad Social ante la gran avalancha de solicitudes del Ingreso Mínimo Vital que llegó a sus sistemas.

Los trabajadores de Tragsatec han denunciado que los responsables de esta empresa ordenaron que los expedientes de la ayuda apareciesen como “Requeridos” y “No conformes”.

Esto habría provocado que los datos de algunos usuarios que cumplían los requisitos aparecieran como no aceptados, retrasando el cobro de la ayuda. Parece ser que aunque la última palabra sobre el pago del subsidio la tiene la Seguridad Social, como los expedientes aparecían como “Requeridos”, quedaban estancados y no se podía cobrar la renta.

Es decir, los problemas se habrían debido a una clasificación incorrecta de los expedientes de Ingreso Mínimo Vital a la hora de enviarlos al INSS. Por otro lado, los responsables de Tragsa, al saber que los trabajadores habían denunciado la incidencia, aseguraron que poner el expediente como “Requerido” no significa que se encuentre cerrado, sino que está disponible para las modificaciones que puedan ser necesarias desde la Seguridad Social.

¿Por qué no he cobrado aún el Ingreso Mínimo Vital?

La pandemia provocada por el Covid-19, que dio lugar a una alerta sanitaria el pasado mes de marzo, hizo que los funcionarios de la Seguridad Social tuviesen que trabajar desde sus hogares. Fue por eso que el Gobierno aprobó el Ingreso Mínimo Vital; una ayuda que ya tenía sobre la mesa hace tiempo, pero que la aparición del virus aceleró.

En la Sede Electrónica de la Seguridad Social se habilitó un espacio para que los beneficiarios de la ayuda pudieran hacer la solicitud de forma telemática, eliminando incluso la necesidad de identificarse a través de certificado digital.

Aun así fue necesario ampliar la plantilla de la Seguridad Social, como hemos comentado ya. Y desafortunadamente, parece que esta medida no ha sido suficiente para que el Ingreso Mínimo Vital se cobrara correctamente.

VER FUENTE OFICIAL DEL COMUNICADO