Normas para la recolección de setas silvestres

Métodos para la localización y recolección de trufas silvestres.

  • La búsqueda y localización de trufas podrá realizarse mediante la ayuda de perros adiestrados, u otro sistema de detección visual en superficie, como la observación de la “cruz y montículo en tierra”, o con la utilización del “pincho turmero”.
  • La extracción de trufas sólo se realizará con la ayuda de un machete trufero, quedando prohibida tanto para la localización como para la extracción el empleo de herramientas con ángulo que supongan el levantamiento indiscriminado del suelo, tales como hoces, rastrillos, escardillas o azadas.
  • Una vez recolectada la trufa el terreno deberá quedar en las condiciones originales, rellenando los hoyos abiertos con la misma tierra que se extrajo.

Información práctica

  1. Recolecte sólo las especies que conozca.
  2. No deje las setas mucho tiempo en el frigorífico. Son productos perecederos.
  3. No haga caso a los múltiples dichos populares sobre la forma de saber si una seta es tóxica o no. Son falsos.
  4. En el monte es fácil desorientarse. Le recomendamos que vaya equipado con material de orientación (gps, mapa, brújula, etc.).
  5. Tome las precauciones necesarias para evitar caídas u otros accidentes. Le recomendamos que vaya acompañado y con teléfono móvil.
  6. En caso de aparecer alteraciones digestivas o nerviosas después de comer setas, acuda al centro hospitalario más próximo. Es conveniente conservar algún ejemplar sin cocinar para facilitar su identificación en caso necesario.
  • No debe estropear o destrozar las setas que no recolecte, cumplen funciones fundamentales en el ecosistema.
  • La recolección sólo podrá realizarse desde la salida del sol hasta su puesta.
  • Evite recoger setas en zonas contaminadas, áreas industriales y bordes de carretera. Pueden contener metales pesados.
  • Está prohibido arrojar basuras, encender fuego o realizar cualquier actividad que dañe la flora o la fauna.

VER COMUNICADO OFICIAL